Todo bien

Finer es la organización de microfinanzas más buena que hay en mi ciudad. No tienen unos intereses altísimos y nunca te engañan. No me gusta pedir dinero prestado (y a nadie le gusta), pero de vez en cuando tengo que hacerlo. No tengo a nadie que me pueda ayudar, así que solo puedo confiar en mí misma. Cuando era joven fastidié un poco mi historial de crédito, así que ahora es mejor que me mantenga alejada de los bancos. Menos mal que Finer no tiene en cuenta mi pasado. Con su ayuda, pude abrir mi pequeña empresa: un salón de belleza.

Carolina Olivares

DEJA UNA RESPUESTA

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *