Si se necesita dinero urgente

Dio la casualidad de que necesitaba dinero urgentemente y, por desgracia, retrasaron el pago de mi salario. Tenía que hacer una elección:

  1. Pedir dinero prestado a mi hermana.
  2. Recurrir a una organización de microfinanzas.

La primera opción fracasó por completo. Conclusión: solo puedes confiar en ti misma, pero mi hermana me habló de Finer. Por supuesto, tenía miedo. A la gente le gusta contar historias terribles sobre dichas organizaciones. Supuestamente solicitas un poco de dinero, y luego resulta que debes millones, te llaman día y noche con amenazas y te exigen devolver el dinero, incluso hay un par de tíos fuertes con porras esperándote en los arbustos de tu portal. El caso es que todo es mucho más simple. Completas una solicitud en el sitio web, indicas la cantidad requerida y el plazo del préstamo, y eso es todo. Simplemente tienes que tener la mente fría y no solicitar más de lo que necesitas. Por supuesto, tienes ganas de solicitar más, pero tienes que recordar que luego tendrás que devolver ese dinero, aunque la cantidad que habrá que pagar luego por el uso del préstamo es pequeña, así que no da miedo. Incluso da un poco de cosa pedir dinero prestado a parientes sin intereses. ¿A qué dejáis propina a los camareros? Pues por el uso del dinero que no es vuestro también hay que pagar.

Lidia P. N.

DEJA UNA RESPUESTA

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *