No vendré aquí de nuevo

No penséis en solicitar dinero a esta compañía. Será mejor que vendáis un riñón o hagáis que vuestros hijos trabajen en una mina de uranio – al menos así os sentiréis más tranquilos. Incluso si os conceden el préstamo (lo cual es poco probable), no os dejarán tranquilos, como si les hubieseis robado un millón. Si os retrasáis en el pago aunque solo fuese 1 día, os amenazarán con ir a vuestra casa o algo así. Al principio traté de hablar con ellos de forma normal, pero luego dejé de contestar a sus llamadas. Entonces comenzaron a llamarme desde diferentes números. Al final les pagué y cambié de número para que no me molestasen más.

E.O.

DEJA UNA RESPUESTA

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *