no está mal

Descubrí Finer gracias a mi marido. Mientras estábamos de viaje, se rompió un grifo en el baño. Como resultado, inundamos a los vecinos y tuvimos que pagarles su reforma. Mi marido solicitó un préstamo a Finer. ¡Estaba furiosa! Al principio pensé que tendríamos que pagar unos altísimos intereses, pero al final todo salió bien. En primer lugar, el primer préstamo no tiene intereses y puedes solicitar un máximo de 300 euros. Después puedes solicitar más con un 1% al día, algo que no está nada mal. Tuvimos que solicitar un préstamo a esta compañía varias veces para pagar las deudas rápidamente.

Susana

DEJA UNA RESPUESTA

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *